¿Se debe permitir el turismo en los Parques Nacionales?

Este titular se publica hoy una encuesta en el diario 20 minutos y lo cierto es que me ha llamado un tanto la atención, ya que es un debate un tanto absurdo o al menos no entiendo a qué viene.

Una de las premisas por las que se creó la figura de Parque Nacional es precisamente garantizar el disfrute del medio natural por parte de las personas. Por supuesto, sin comprometer la conservación de la naturaleza. Por ello, en la mayoría de estos espacios hay un programa más o menos desarrollado de uso público y en general existe una dotación de centros de interpretación, programas de educación ambiental de voluntariado ambiental, etc. Por tanto, el turismo forma parte inherente de los Parques Nacionales.

Los Parques Nacionales españoles de hecho reciben un gran número de visitantes al año, el de mayor afluencia es el Teide con más de 3.000.000 de visitas, seguido de Picos de Europa con una afluencia estimada en unos  2.000.000 de visitantes al año.

Entonces ¿a qué vienes esa pregunta de si debe permitirse el turismo en los Parques Nacionales?

Pero por darle una respuesta sensata:

Si por turismo se entiende descontrol y actividades incompatibles con la conservación la respuesta sensata sería no, quizás por ello la alternativa del turismo en los Parques Nacionales y resto de Espacios Naturales Protegidos sería el ecoturismo, una forma diferente de conocer y disfrutar de estos espacios a través de experiencias que no comprometen la conservación de la naturaleza.

Tan sólo se me ocurre una razón a esta pregunta, el interés de algunos en realizar actividades turísticas que no consideran en absoluto el respeto por el medio y que pretender crear un debate absurdo e inexistente.

Actualmente nuestra red de Parques Nacionales recibe unos 10.000.000 de visitantes por año. ¿Cómo se puede preguntar entonces si se debe permitir el turismo en estos espacios?

 

 

Combatir la crisis a costa del medio ambiente

Quizás algunos ingenuos esperábamos que la actual crisis sirviera para remover conciencias, sirviera para entender que las soluciones fáciles y “cortoplacistas” a largo plazo generan enormes desequilibrios y múltiples problemas. No hay más que vernos y ver donde estamos tras los años de las bonanzas del ladrillo.

Pero una vez más, políticos y administraciones apuestan por un mismo modelo, un modelo grotesco, anticuado e inviable:

  • Fracking en Doñana y en  toda la cornisa cantábrica, para extraer un gas con poca o ninguna viabilidad técnica y cuyos impactos negativos son inasumibles tanto para el medio ambiente, como para la salud.
  • Modificación de la Ley de Costas para construir hasta pie de playa y terminar de alicatar los pocos metros que aún conservamos de nuestro litoral.
  • Ni la moralidad de la que tanto hacen alarde nuestros dirigentes negando el aborto a las mujeres se sostiene, cuando prefieren promover proyectos como Eurovegas y abrir las puertas a de par en par a la mafia del juego en Madrid.
  • Y ahora, devastar Galicia para obtener unos cuantos lingotes de oro.

Resulta trágico que el único modelo que se les ocurre a nuestros políticos para salir de una crisis sea seguir especulando y dilapidar una vez más y sin mesura nuestro patrimonio natural, devastando nuestros recursos más preciados y condenándonos a vivir peor de lo que podemos imaginar.

Como reza la campaña de SalvemosGalicia, “con el agua y la vida no se negocia”.

Tormentas

Estos días de tiempo tan variable, tan loco, quizás nos hayan torturado un poco después de un invierno lluvioso, ventoso y frío. Y es que ya tenemos ganas de primavera y sin duda con el tiempo revuelto apetece hacer menos cosas al aire libre.

Pero en el fondo ¿quién puede dudar de la espectacularidad de una buena tormenta? Vale… es posible que en verano sean más apetecibles, pero hay que disfrutar de las cosas cuando llegan.

Particularmente a mí me encantan las tormentas, sentir el ímpetu de la naturaleza en estado puro, ver cómo cambia la atmósfera, cómo se electrifica el ambiente y la luz se vuelve plomiza cubriéndolo todo con un halo metálico.

Sin duda las disfruto, pero reconozco que alguna vez he pasado algo de miedo, sobre todo, cuando una buena tormenta me ha pillado en algún lugar, digamos que un tanto peligroso como para verse en medio de la rugiente tempestad.

Aunque son pocos los desafortunados que tienen la desgracia de verse alcanzados por un rayo, en determinadas situaciones, conviene ser precavido. Así que no está de más tomar algunas precauciones, pues lo que está claro, es que los efectos de un rayo son devastadores para el organismo.

En zonas de alta montaña, cuando sintamos la tormenta cerca, será mejor buscar refugio lo antes posible, ya que quizás sea uno de los lugares donde tenemos más papeletas de que nos caiga un rayo. En la cumbre poco más sobresale que nosotros mismos y conviene no jugársela. Aún recuerdo permanecer casi una hora en un pequeño “zulo” que por suerte encontramos entre las rocas, muy cerca del pico, pues apenas nos dio tiempo a salir de allí, mientras alrededor, el mundo cobraba un intenso olor a chamusquina y el ruido se volvía ensordecedor.

Esa vez la tormenta no fue tan agradable, pero tuvimos suerte de encontrar aquel pequeño refugio.

Dicen que en caso de vernos sorprendidos por una fuerte tormenta y sin cobijo al alcance, no debemos correr, si no echarnos en el suelo y permanecer tumbados en posición fetal, lejos de cualquier animal o del agua y en ningún caso usar el móvil.

Si encontramos una cueva, será mejor ir hacia el interior y no pegarse a las paredes y por supuesto, nunca debemos resguardarnos bajo un árbol grande y solitario, podremos buscar refugio en una arboleda densa, pero jamás debajo de los árboles más altos.

Entre los lugares más seguros, aseguran que se encuentra el coche, eso sí, siempre y cuando este esté cerrado.

Ahora, que la tormenta ya parece alejarse, puede ser un buen momento para dar una vuelta y disfrutar del agradable aroma de la tierra mojada.

No tienes autorización para acceder a esta página :-S

Últimamente parece que todo se pone en mi contra a la hora de actualizar el blog…

Ando un tanto desbordada gestionando las webs y las redes sociales de Más que Pájaros y es difícil encontrar el momento para escribir en El Mundo de Gea, sin tener la sensación de estar haciendo más de lo mismo.

Para colmo, hoy actualizando unos plugins casi me lo cargo todo, pero después de unos momentos bastante agobiantes he conseguido solucionarlo. Lo bueno de esto, es que siempre le ha pasado a alguien antes que a ti y muy seguramente alguno de ellos habrá tenido la amabilidad de comentar como solucionarlo.

De repente el blog me ha dado un error y me decía todo el tiempo “no tienes suficientes permisos para acceder a esta página”. He pensado que sería cualquier chorrada y he cerrado sesión, pero al ir a abrirla, o noooooo!!!!, en vez de dirigirme al panel de control me salía el mismo error “No tienes suficientes permisos para acceder a esta página”

Al borde de una catarsis blogil, he accedido al panel del server para intentar solucionarlo, pero estaba claro que la cosa no era tan sencilla como cambiar la contraseña y acceder.

Por suerte, tenía bastante claro a partir de que momento me había empezado a dar el error y buscando por internet he identificado enseguida que el problema venía de un plugin que acabada de instalar, en este caso era All One Seo Pack, aunque ya lo había tenido instalado anteriormente, en esta ocasión parecía querer arruinarme 6 años de blog.

Pronto he encontrado que la solución podría ser desactivar los plugins, aunque sin accesso al panel de control la forma más directa para hacerlo era ir a la cuente FTP y entrar en “wp-content” reenombrar la carpeta “plugins” y de este modo desactivarlos todos de golpe, incluido el problemático.

Una vez desactivados, he podido acceder sin problema al panel de control del bog, he vuelto a activar los plugins desde el FTP y me he cargado el puñetero que daba problemas directamente en el panel de control.

A mi todo esto antes de hacerlo me sonaba a chino, pero por suerte y gracias a la ayuda de estos dos blog “ayuda wordpress” y “Pablo Burgueño” he podido solucionar el problema sin que la sangre llegara al río.

¡Feliz Día de la Tierra!

Hoy, 22 de abril, todos los enamorados de la naturaleza estamos de celebración, pues desde 1970, todos los años, este mismo día, se celebra el Día de la Tierra.

Es un día para recordar al planeta que todo nos lo da, nuestro hogar y el de millones de especies y que sin embargo, no cuidamos como deberíamos.

Muchos son los frentes abiertos que amenazan la biodiversidad, que contaminan aguas y atmósfera, que arrasan valiosos ecosistemas… que hacen que nuestro mundo asista impotente a una sexta gran extinción, mientras la mayoría de los Gobiernos miran hacia otro lado.

Por ello del Día de la Tierra nos debe recordar que aún debemos cambiar muchas cosas, para proteger mejor nuestro mundo, el planeta que heredarán nuestros sucesores y que nosotros hemos heredado a su vez de los nuestros.