Observatorios

Observatorio en Villafafila

Los observatorios suelen ser pequeñas cabañas de madera situadas en lugares estratégicos para observar a la avifauna, sin molestarla y sin ser vistos. Para ello, lo correcto es que se mimeticen en el ambiente y que tengan un acceso oculto. Sin embargo, no siempre los objetivos de los observatorios se ven cumplidos y no es extraño que se ubiquen en zonas en las que no se observa absolutamente nada porque no hay visibilidad o en lugares en los que dan tanto el cante que las aves deciden seguir con su vida discreta lejos de los ojos de los mirones.
En cuanto al diseño, lo de la cabaña de madera tampoco es exacto, pues los hay mucho más ostentosos, de varias plantas, a veces verdaderos edificios desde los que cotillear.

Un observatorios bien hecho y bien situado tanto desde el punto de la visibilidad como del de la tranquilidad de las aves, es un elemento muy apropiado para acercar a la sociedad al conocimiento de la naturaleza y por tanto, una herramienta para la sensibilidad ambiental, pues solo se aprecia y valora aquello que se conoce.

El observatorio de la imagen pertenece a Villafáfila, en Zamora, un lugar cuya visita es obligada para todos los aficionados a la ornitología. En este caso, me resultó curioso e incluso estético pero, lo que más me sorprendió fue que para su acceso hubiera que ir saltando stepping stone, piedrecita a piedrecita, hasta llegar a la entrada. En realidad me recordó a una de las pruebas de humor amarillo, aunque por suerte ninguna de estas piedrecitas se hundía bajo el peso del visitante.

GIS la herramienta clave del análisis espacial

ArcMap1

Los Sistemas de Información Geográfica SIG o GIS (Geographic Information Systems) son una herramienta muy potente para el tratamiento de datos espaciales, su análisis, su gestión y creación además de elaboración de cartografía.
Su manejo no sólo te permite organizar tu información de campo sino realizar análisis complejos de esos datos. Para trabajar con él, hay que familiarizarse con el uso de capas, herramientas del programa y la forma de gestionar los datos en distintos tipos de capas.

Uno de los más populares es ArcMap de Esri, aunque el problema es poder pagar la elevada licencia de uso, prohibitivas para usuarios no profesionales. Sin embargo, también existen algunos softwares libres.

Con estos programas, las capas y datos necesarios puedes llegar a analizar desde el uso de hábitat de un ave, hasta determinar cual es la mejor trayectoria a seguir por una autovía, el lugar más idóneo para ubicar un vertedero, actualizar el catastro o hacerte un mapa de tus bares favoritos o de la distribución del urogallo en Europa.

Numerosos trabajos llevan asociados el manejo de estos programas y existen multitud de cursos, master y todo tipo de formación al respecto. Una buena opción son los cursos on-line que organiza el Instituto Geográfico Nacional del Ministerio de Fomento y que además son gratuitos por lo que vienen muy bien como primera toma de contacto o como titulillo para aquellos a los que no les apetece gastarse un pastizal.

Al principio su manejo cuesta un poco y la cantidad de cosas que se pueden hacer con ArcMap son tantas que uno siempre tiene la sensación, de manejar un tercio, olvidarse de la mitad y volver a sentarse frente a un extraño si lo dejas de utilizar un tiempo, pero aún así, estos programas nos ahorran un tiempo imposible de estimar si tuviéramos que seguir realizando algunos cálculos a mano, otras cosas sencillamente serían imposibles de hacer.

ArcMap2