Semana Europea de la Movilidad: Carriles Voladores y Frikadas a Dos Ruedas

Nos encontramos en plena Semana Europea de la Movilidad, que cada año se celebra del 16 al 22 de septiembre, y por ello hoy volvemos a hablar de bicicletas, aunque en esta ocasión, os contaré alguno de los más interesantes proyectos que se desarrollan o se pretenden desarrollar por diversas ciudades del mundo.

La Semana de la Movilidad pretende concienciar a la población de los efectos perniciosos del uso continuo del coche y nos propone alternativas más saludables y verdes para desplazarnos por la ciudad, algo difícil estos días por Madrid a causa de la huelga de transporte que ayer nos hizo sufrir a más de uno infernales atascos en los accesos a la ciudad.

El día 22 de este mismo mes, clausurando la Semana de la Movilidad, se celebra el Día Mundial Sin Vehículos. Sin duda un buen día para coger la bicicleta.

Por eso, hoy os quería mostrar una iniciativa bien bonita que se está pensando implantar en Londres y que sin duda mejoraría enormemente la movilidad en bicicleta. El Sky Cicle, algo así como el carril cielo, un nombre muy acertado pues pretende crear carriles bicis elevados y separados del tráfico, aprovechando infraestructuras ya existentes en el extrarradio de los antiguos ferrocarriles elevados de la época victoriana y creando otros nuevos. Aún no está claro si estos carriles serán entubados, si lo fueran el viento de cola favorecería enormemente a los ciclistas reduciendo la resistencia con el aire y mejorando el rendimiento. A continuación tenéis el vídeo de este interesante proyecto, que supongo se estará valorando en cuanto a viabilidad, pero que sería enormemente bonito ver desarrollado.

Otra iniciativa, esta vez bastante más friki es la de Tokio, una ciudad con un tráfico infernal que no impide que sus habitantes cojan la bicicleta, sino más bien, que casi hace que la prefieran al coche. En esta ocasión la idea es completar distintas rutas a lo largo y ancho de la ciudad, con la peculiaridad de que estas rutas tienen forma de distintos animales gigantescos. La iniciativa se conoce como Tokyo Zoo Project y viene siendo desarrollada desde 2010 por la Agencia Frontage. Actualmente hay diseñadas 15 rutas que proponen nuevas alternativas para comunicar distintas zonas de la ciudad y que en total cubren más de 600 km, pero la idea es que, en el futuro cualquiera pueda diseñar una ruta en forma de animal y colgarla a través de las redes sociales. Tan original ha resultado esta idea, que el Tokyo Zoo Project ganó el premio Mejor función de diseño visual en la 16º edición de los premios Webby que presenta cada año la International Academy of Digital Arts and Sciences.

TOKYO ZOO PROJECT from TOKYO ZOO PROJECT on Vimeo.

Está claro que la imaginación, la tecnología y las ganas del personal pueden hacer de la bici una de las formas más excitantes y divertidas de desplazarnos.

Como se lo diga a mi primo…

Viendo a estos dos gatetes cainejos, o lo que es lo mismo, habitantes de Caín, no pude remediar acordarme del aquel anuncio de Zumosol de cuando algunos éramos pequeños y es que, los designios de la asociación cerebral son inescrutables.

Eso es un primo y no el de Rajoy.

Un zumo “sangriento”

Podría ser perfectamente que se me hubiera ido la olla tras ver la Naranja Mecánica más Kill Bill I y II en media tarde, pero no, en este caso el zumo de aspecto sangriento tiene un origen bastante más saludable, una variedad de naranjas posiblemente poco conocida pero exclusivamente mediterránea, la sanguina.

Siempre pensé que su origen era el resultado de algún tipo de hibridación, pero al parecer, estas naranjas rojizas de tamaño pequeño, escasas pipas y agradable sabor son el resultado de una mutación por la que son capaces de sintetizar antiocianinas (pigmentos rojos) en la pulpa y la piel, lo que les confiere ese peculiar y atractivo color.

Típicas de finales de invierno, su color se manifiesta más cuando las temperaturas nocturnas son bajas, o las tienes metidas en la nevera. Tras exprimirlas, obtendrás un llamativo zumo de color rojo, rico en antioxidantes y con un sabor algo diferente al de las naranjas dulces normales, por ahí dicen que recuerda al de las cerezas o frambuesas, aunque para mi tiene un ligero toque a granadina.

Si las encuentras en la frutería o el supermercado, decídete a probarlas, seguro que tampoco a ti te dejarán indiferente.

Echando chispas

Puede que a priori la imagen de un espléndido mapa del tiempo plagado de soles no parezca tener mucho que ver con el título de este post. Pero seguramente, si te paras a pensar, estas semanas pasadas tan secas y soleadas te has llevado más de un buen calambrazo, incluso es posible que con tanto chispazo y pelos de punta, hayas comenzado a creer que en cualquier momento ibas a transformarte en algo así como el protagonista de Powder.

Pero tranquilo, todo tiene una explicación, o al menos hay una para este caso. El ambiente seco hace que aumente la electricidad estática, que no es más que la acumulación de carga eléctrica en una zona con poca conductividad, como tu cuerpo, un aislante en el que la acumulación de carga persiste. Al contacto con un buen conductor, como el metal de tu coche, o de otro cuerpo cargado pero de polaridad opuesta surgirá el chispazo, que incluso podrás llegar a ver si es suficientemente fuerte.

Aunque sea realmente incómodo ir todo el día con los pelos de punta o recibir chispazos cada vez que abres el coche, tocas a tu gato o le das un beso a alguien, esto no deja de ser más que una simple anécdota, al menos si lo comparamos con la dramática sequía que ya nos amenaza.