Enciende la chimenea

Comienza a refrescar y algunas mañanas ya se cubren con el brillante y frío manto de la escarcha. Ha llegado el momento de encender las chimeneas, poco a poco de sus bocas abiertas al cielo saldrán adormiladas bocanadas de humo que como estandartes hondearan anunciando la llegada del inverno.

En los pueblos ya huele a humo y en el interior de sus casas de piedra se busca en las cocinas el intenso y reconfortante calor del fuego. Pero primero se asarán castañas que en Asturias se acompañarán de sidra dulce mientras se celebra el amagüestu. Afuera, poco a poco los árboles caducifolios se desvisten, prescindiendo de sus coloridas hojas, para recibir desnudos y aletargados el frío del invierno.

Be Sociable, Share!

Los comentarios están cerrados.