Wednesday, April 17, 2019

La adopción de aves como mascota doméstica

Ciertamente, España es un país que se destaca precisamente por tener como mascotas animales alados, o así ha sido al menos durante un buen tiempo. Claro, depende de las zonas, en aquellas comunidades donde proliferan más los núcleos rurales, siempre ha habido tradición de tener algún pájaro cantor en casa, e incluso otras especies más exóticas, siempre que el clima lo permitiera. Pero si nos vamos a lugares donde las personas viven mayormente en núcleos urbanos extensos o grandes ciudades, esto es más difícil, ya que la forma de vida, y en estos momentos la contaminación acuciante, hacen que sea bastante complicado el que algún ave pueda vivir en cautividad.

Por salir un poco del tema, pero sin abandonarlo por completo, yo tenía un vecino que tenía una graciosa teoría sobre las mujeres obesas. Él siempre decía que, al contrario de lo que pensábamos, las gordas xxx eran mujeres felices, satisfechas con la vida, que habían llegado a ese exceso de peso precisamente porque tenían la gran mayoría de sus necesidades cubiertas. Tengo que aclarar que este vecino es un señor mayor, con una buena cantidad de años a sus espaldas, y que habla de tiempos antiguos en los que la comida no era tan abundante ni de tan buena calidad (aunque eso habría que discutirlo) como ahora; por eso, las chicas solteras y las mujeres casadas que acababan rellenitas o quizá algo más, era porque vivían muy bien, y ya se sabe según el famoso dicho: esposa feliz, hogar feliz.

Sí, la teoría es bastante mala y tiene algunos tintes feos, así que no lo estiraré mucho más. Pero si la he traído a colación es porque, realmente, no debemos confundir exceso de peso con felicidad y buen estilo de vida. Es cierto que para las personas eso ya está superado, pero si hablamos de animales domésticos, parece que no acabamos de concienciarnos del todo. La obesidad en las mascotas también se está convirtiendo en un problema de nuestro tiempo, en el que comer bien para los animales pensamos que es atiborrarlos al mismo estilo que comemos nosotros, parece ser. Así, cuando tenemos un perro, un gato, un pez o un pájaro (por señalas las mascotas más frecuentes), y vemos sus formas redondeadas por el sobrepeso, nos hace gracias y tendemos a pensar que le estamos dando muy buena vida; pero eso está muy lejos de la realidad.

 No es así, claro está. El sedentarismo, el tener sus necesidades cubiertas sin tener que echar mano de sus instintos, el vivir en una atmósfera protegida donde realmente no pueden sentir el contraste de las temperaturas, y el alimento artificial que no siempre es capaz de presentar los mismos nutrientes que los que pueden encontrar en la naturaleza, puede realmente hacer que un animal enferme o se enfrente a limitaciones físicas que no le pasaría si viviera en libertad. Y la principal prueba de eso es la obesidad, un signo que todos podemos ver, y que no debemos tomar a la ligera, porque, al fin y al cabo, una mascota es un ser querido que no queremos ver sufrir a ninguna costa.



Y si todo esto lo traspasamos al mundo de las aves domésticas, aún es peor. Los pájaros domésticos es una de las especies que más solemos abandonar los humanos, quizá porque tenemos más conciencia de que una jaula es cautividad. El problema es que, cuando soltamos a un pájaro obeso al que le hemos proporcionado un alimento no demasiado adecuado pero que no ha tenido que esforzarse en conseguir, hemos hecho de él un ser dependiente y con mala salud, dos cargas muy pesadas para tener que sobrevivir en la naturaleza en libertad. Así que, igual que en nosotros mismos, muy atentos a la obesidad en nuestras mascotas.

Tuesday, April 9, 2019

Conoce a la Ganga Ibérica

Quizá no sepas que esta especie conocida como Ganga Ibérica o Ganga común es la que da título a este blog (Pterocles alchata). Es una pequeña ave de unos 55-65 cm de largo, entre 30 y 39 cm de altura, y entre 200 y 500 gramos de peso; su cabeza es anaranjada, que termina en un aro negro, que se extiende a cada lado de su vientre, de color blanco, mientras el resto de su espalda y alas son de colores crípticos entre rojizos y verdosos, que se modifican con el cambio de estación para mimetizarse con el terreno.

Esta ave es propia del sur de Europa, oeste de Asia y norte de África, generalmente de zonas desérticas o con escasez de agua; sin embargo, necesitan tener cerca una fuente de agua, pues es allí donde pasan mucho tiempo e incluso inician sus rituales de apareamiento y cría. Europa representa menos de una cuarta parte del rango global de la Ganga común, residiendo en la Península Ibérica, el sureste de Francia y el sur de Turquía.

Esta especie se alimenta principalmente de semillas, pero en menor medida también de brotes y hojas verdes. En zonas agrícolas, toma cereales de grano y también leguminosas cultivadas. La ganga bebe durante la mañana, aunque en climas más cálidos pueden hacerlo también una hora antes del atardecer.

Su época de reproducción es de abril a agosto. Suelen poner sus huevos en el suelo, en alguna grieta o agujero del terreno. Los incuban durante 22 días, el macho cuatro horas después del amanecer y una hora antes del atardecer. Los pollos son negros moteados de manchas marrón oscuro, que desaparecen al cabo de un mes aproximadamente.
las aves avanzarán más hacia las zonas desérticas durante las lluvias del otoño, sin embargo, en invierno, las bandadas brillan en los valles de los ríos antes de que la primavera regrese a las áreas de reproducción.

La población de Ganga común del Asia central es nómada y tiene tendencia migratoria: las aves avanzarán más hacia las zonas desérticas durante las lluvias del otoño, mientras que en invierno, las bandadas acuden a los valles de los ríos antes de que la primavera regrese a las áreas de reproducción. Así también lo hacen las naturales del norte de África, donde las bandadas se asientan en áreas de lluvia local entre los meses de marzo hasta el final del verano, y penetran más en el desierto después de las fuertes lluvias. La población de la Península Ibérica y el sur de Francia es principalmente residente, y sólo cambia de territorio ante circunstancias adversas, intentando adaptarse a su hábitat natural el mayor tiempo posible.

Monday, April 8, 2019

Las aves en la Península Ibérica



En términos generales, la población de aves en España es muy diversa, y relativamente abundante. Esto se debe a una combinación de factores, como son la geografía y el clima, además de su ubicación geográfica mundial, una gran variación en la topografía de la Península Ibérica y la amplia gama de microclimas presentes en el país. A día de hoy, se pueden contar unas 600 especies diferentes de aves en nuestro país.

En un plano más amplio, las montañas de los Pirineos forman una gran barrera terrestre en el Norte, que durante y después de la última glaciación ha separado la Península Ibérica del resto del continente europeo en lo que corresponde muchas especies residentes en éste último. Y dentro de la misma península, fueron muchas las especies de aves que se dividieron en poblaciones distintivas, lo que conocemos como subespecies; esto se ha repetido en numerosas ocasiones, gracias a las mencionadas características geográficas del país. Y a partir de ahí, llegaron a surgir algunas especies consideradas endémicas de ciertas zonas.

Las enormes diferencias entre la zona norte más fría y la del sur más cálida tiene un impacto directo en los hábitats y en el potencial de ciertas especies de aves para reproducirse en la España peninsular. Las especies clásicas del Norte suelen ser especies de montaña, aves de rapiña y grandes cazadoras, que viven a grandes alturas y que tienen un lento proceso de reproducción. Por el contrario, en el sur suelen ser más comunes las aves típicas de los bosques y campiñas, que viven a ras de suelo y suelen poner sus huevos varias veces al año. La proximidad de muchos hábitats, especialmente en o cerca de corredores de migración, conduce a una rica mezcla de especies, muchas de las cuales son características de los hábitats más mediterráneos. Sin embargo, especialmente en el interior, y a pesar de que el buen hábitat se encuentra a menudo sorprendentemente cerca de las áreas edificadas, la gran escala de muchos de estos sitios también puede frustrar y decepcionar a los observadores de aves, y el conocimiento local de aves es a menudo crucial para encontrar muchas especies.

Pero si quieres conocer el mundo de las aves aquí en nuestro país, no dudes en seguir visitando este blog y podrás descubrir un montón de cosas interesantes, cosas que ya sabías y, quién sabes, otras que ni siquiera podrías llegar a imaginar.