¿Se debe permitir el turismo en los Parques Nacionales?

Este titular se publica hoy una encuesta en el diario 20 minutos y lo cierto es que me ha llamado un tanto la atención, ya que es un debate un tanto absurdo o al menos no entiendo a qué viene.

Una de las premisas por las que se creó la figura de Parque Nacional es precisamente garantizar el disfrute del medio natural por parte de las personas. Por supuesto, sin comprometer la conservación de la naturaleza. Por ello, en la mayoría de estos espacios hay un programa más o menos desarrollado de uso público y en general existe una dotación de centros de interpretación, programas de educación ambiental de voluntariado ambiental, etc. Por tanto, el turismo forma parte inherente de los Parques Nacionales.

Los Parques Nacionales españoles de hecho reciben un gran número de visitantes al año, el de mayor afluencia es el Teide con más de 3.000.000 de visitas, seguido de Picos de Europa con una afluencia estimada en unos  2.000.000 de visitantes al año.

Entonces ¿a qué vienes esa pregunta de si debe permitirse el turismo en los Parques Nacionales?

Pero por darle una respuesta sensata:

Si por turismo se entiende descontrol y actividades incompatibles con la conservación la respuesta sensata sería no, quizás por ello la alternativa del turismo en los Parques Nacionales y resto de Espacios Naturales Protegidos sería el ecoturismo, una forma diferente de conocer y disfrutar de estos espacios a través de experiencias que no comprometen la conservación de la naturaleza.

Tan sólo se me ocurre una razón a esta pregunta, el interés de algunos en realizar actividades turísticas que no consideran en absoluto el respeto por el medio y que pretender crear un debate absurdo e inexistente.

Actualmente nuestra red de Parques Nacionales recibe unos 10.000.000 de visitantes por año. ¿Cómo se puede preguntar entonces si se debe permitir el turismo en estos espacios?

 

 

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “¿Se debe permitir el turismo en los Parques Nacionales?

  1. Claro que se debe de permitir, todos tenemos derecho a disfrutar de la naturaleza, siempre y cuando lo hagamos de una manera respetuosa.